El supuesto virus cayó

Detrás van los gobernantes…

““Gobiernos Totalitarios”Gobiernos Totalitarios”

DECIDE: permaneces íntegr@ o te vendes. Siempre la VIDA y tu Conciencia están por encima de cualquier regulación humana…

21 septiembre 2020 tags: consciencia, covid-19, Empoderamiento, integridad, Plandemia by Freeman https://www.youtube.com/embed/pDyfVbqFGjI?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent

Freeman. La presión popular de una multitud consciente de sus derechos inalienables como seres humanos, hace retroceder a “los enmascarados uniformados que cumplen órdenes”, pues no se les puede llamar realmente policía, ya que, en teoría, su función es proteger al pueblo del crimen organizado, en vez de proteger al crimen organizado (las élites) del pueblo. Éste, al grito de “choose your side!” (¡elige tu bando!) les exige y compele a decantarse de una vez, a elegir de qué lado están. Es tiempo de decantaciones como nunca antes, en todo el planeta, para tod@s. Elijamos bien. Pues ya hay dos humanidades cuyos destinos se han bifurcado: una navega a través de la tormenta hacia buen puerto, mientras la otra se dirige hacia el abismo de forma inexorable, arrastrada por las corrientes…

Beev Rations. Cuando algo tan básico y esencial para la vida como respirar aire puro se ha vuelto algo prohibido, clandestino y penado por las leyes de una sociedad, es cuando sabes con certeza que dichas leyes son perversas y que las autoridades que las dictan, como el sistema que las respalda, están podridos hasta la médula y son claramente ilegítimos, pues dañan y sojuzgan a las personas a las que debieran proteger y garantizar bienestar integral. Entonces, la desobediencia pacífica y el plante masivos a tal desquiciada tiranía, realizados desde la serenidad, la confianza y el autoempoderamiento, no sólo constituyen una elevada virtud, sino también un acto necesario para proteger y salvaguardar la propia integridad, la propia vida.

(Alan James, sinopsis del video en YouTube).

Beev Rations. “¿Listo para este Baile? Sobre el proceso actual de grandes cambios de la Tierra”.
Es este mensaje especial, Alan James nos habla sobre los profundos e inevitables cambios que nuestro mundo está comenzando a encarar a todos los niveles y de forma cada vez más patente. En este sentido, nos anima a estar preparados, sobre todo interiormente, para estar en nuestro centro, situándonos en el “tranquilo ojo del huracán”, cuando el movimiento a nuestro alrededor y en el planeta alcance las fases más intensas. Así, pequeños gestos cotidianos como dedicarnos tiempo para estar relajados en la naturaleza o estar atentos a qué nos enfocamos y qué sentimos habitualmente (nuestra vibración), pueden hacer la diferencia para atravesar bien este viaje necesario y, junto con el planeta, llegar a buen puerto tras la tormenta, independientemente de los eventos y duración de este gran proceso.

(Sinopsis del video en YouTube)

Fuentes: : David- Talcomosoy : REML, Beev Rations

Edición, compilación, título post: Freeman

Declaración Universal de Derechos Humanos, “Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

YouTube es mierda del Sistema Globalista criminal

País de Gilipoyas

“La marca Conguitos es racista”: dos campañas piden su retirada por este motivo

Esta petición se suma a otra serie de reivindicaciones y protestas racistas como la retirada de estatuas de Colón o series y películas de televisión como le pasó a ‘Lo que el viento se llevó’

"La marca Conguitos es racista": se inicia una campaña contra Chocolates Lacasa.

“La marca Conguitos es racista”: se inicia una campaña contra Chocolates Lacasa.

No es la primera vez que se promueve una campaña contra la empresa Lacasa, fabricante de este chocolate desde 1987, para que retire los Conguitos del mercado al considerar que utiliza una imagen racista. Ahora hay iniciadas dos campañas en Change.org que recogen firmas para que desaparezca esta golosina, sumándose así a la ola de protestas y otras reivindicaciones que se están produciendo en todo el mundo tras el asesinato de George Floyd.

Por ejemplo se ha pedido que desaparezcan o desmantelar las estatuas de Colón, –o las han derrumbado en actos vandálicos-, así como también se ha pedido la retirada de algunas series o películas. HBO retiró de su catálogo el clásico lo que ‘El viento se llevó’ tras las críticas racistas que ha recibido durante años este clásico del cine.

Con las mencionadas campañas contra Lacasa se quiere acabar con una de las chocolatinas más famosas de todos los tiempos: los populares cacahuetes cubiertos de chocolate, negro o blanco, cuya canción ha sido cantada por cientos de personas a lo largo de todos los tiempos y forma parte de uno de los recuerdos de los años 80.

https://www.publico.es/files/article_multimedia/uploads/2015/01/07/54ad2b6bb3596.jpg

“La marca Conguitos es racista. Es un producto estigmatizador para la población negra”

El usuario ‘Black Lives Matter’ es la, un engendro lleno de odio y plumas, que ha iniciado una de estas peticiones en Change.org contra la empresa bajo el título: ‘Lacasa: Dejad de usar la marca Conguitos. Es racista’. Entre los motivos que da están el que califica la imagen de marca como “caricatura de ‘pequeños congoleños’ con un color de piel asociado al chocolate que recubre el cacahuete y unos labios rojos totalmente desproporcionados”.

Después se puede seguir leyendo: “Tanto el término ‘Conguitos’ como la ilustración caricaturesca convierten a este ‘snack’ en un producto estigmatizador para la población negra”.

“Este racismo cultura está adherido a nuestro ADN”

“Por eso creemos que ha llegado el momento plantearnos cómo de adherido está a nuestro ADN de forma inconsciente este racismo cultural contra el que todos debemos luchar. Firma esta petición si quieres pedir a Lacasa que deje de utilizar la marca Conguitos y sus dibujos por ser considerados como racistas”, continúa el texto.

https://www.loottis.com/wp-content/uploads/2019/02/video-bobpop-latemotiv-movistar-banderas-lgtb-rivera-ciudadanos-manifestacion-concentracion-colon-madrid_2095010479_9789061_1280x720.png

Exigen disculpas públicas de Lacasa y que done sus beneficios

El usuario pide que la marca se disculpe públicamente por esta campaña. “Además de esa retirada, y como muestra pedagógica sobre este racismo inconsciente que todos podemos tener, sería importante una petición de disculpa pública hacia la población negra tantas veces estigmatizadas por esa marca en imágenes, envases o anuncios de televisión”.

Propone que la empresa done sus beneficios a la lucha contra el racismo. “Esta empresa además podría dedicar parte de los beneficios recaudados a organizaciones que luchen contra el racismo hacia la población negra.

La otra campaña anti-Conguitos

La otra campaña anti-Conguitos ha sido creada también en Change.org por la usuaria Natalia Rodríguez, amante de las gallinas, que pide lo mismo, la retirada de este tipo de chocolates ‘rellenos de cacahué’ bajo la petición de “Conguitos” STOP Racismo!”.

En el texto que acompaña a la campaña se puede leer:”Conguitos es una marca que identifica sus dulces con una visión completamente racista e inapropiada; a pesar de la tradición de este producto de la marca LaCasa, no podemos permitir que este tipo de estereotipos irrespetuosos y denigrantes persistan”.

La campaña de Black Lives Matter, creada el 18 de junio, ha alcanzado por el momento las 900 firmas sobre un objetivo de 1.000. Mientas que la de Natalia Rodríguez, creada el 25 de junio, solo cuenta con 22 firmas sobre 100 cuando se ha escrito esta noticia.

Campaña STOP GILIPOLLAS!

https://avhrutava.files.wordpress.com/2020/06/d6a3c-image580732x.jpg

¿Democracia?

https://avhrutava.files.wordpress.com/2020/05/77655-ley2bnatural2b-2blibertad2b-2b41.jpg

        Marcos de Quinto, diputado de Ciudadanos y su portavoz económico en el Congreso, ha vuelto a irritar a la izquierda en las redes sociales por denunciar los intentos del Gobierno de Pedro Sánchez de aplacar las protestas vecinales que se están produciendo los últimos días en Madrid. «¡¡Parece mentira que aún haya gente que crea que seguimos en una democracia!!», ha asegurado de Quinto.

https://avhrutava.files.wordpress.com/2020/05/a426f-cab-280-citas-y-frases-jose-saramago-sobre-la-democracia-instrumento-de-poder-economico-abusos-de-poder.jpg

«Es que ¿a quién se le ocurre protestar contra este maravilloso Gobierno?… Si alguien quiere hacer caceroladas, que sean, al menos, contra el Rey, porque a ésas Marlaska e Iglesias no les ponen peros», ha añadido en un mensaje publicado en su perfil de Twitter en alusión a las caceroladas organizadas por Podemos contra el Rey Felipe VI o las protestas vecinales en el barrio de Salamanca de Madrid contra el Ejecutivo de Sánchez por su nefasta gestión de la crisis del coronavirus.

Este comentario del dirigente de Ciudadanos ha provocado el enfado de varios dirigentes socialistas como Óscar Puente, alcalde de Valladolid y miembro de la Ejecutiva del PSOE. Puente es el mismo que afirmó en febrero que «la psicosis» del coronavirus le tenía «perplejo» porque «no es más que una gripe».

https://avhrutava.files.wordpress.com/2020/05/8a84c-transicion00.gif

https://statics.memondo.com/p/s1/crs/2015/05/CR_958829_9fa71532f41847c8b03800866ca3c0c5_democracia_thumb_fb.jpg?cb=417924

Inutiles, manipuladores, sádicos con porra y ley mordaza…

https://www.alertanacional.es/wp-content/uploads/2019/11/pedrete6.jpeg

Bienvenidos al club de los políticos muertos

   «’La ley mordaza’» significa que se impone una ley, en la que se declara delitos libertades tales como la de expresión, información o manifestación. También se denominan leyes mordazas cuando se restringen o limitan por actividades que antes se consideraban lícitas.

Como lavar el cerebro a millones de personas

PDF

 

España en serio

https://www.spainenglish.com/wp-content/uploads/2019/02/Pedro-Sanchez-elections.jpg

   Los Gobiernos manipula las estadísticas del virus

Cada gobierno manipula las estadísticas a su manera, buscando sus propios intereses. Los datos estadísticos tiene esa virtud, que en manos del propagandista toman la forma que uno quiere. La estadística es otra cosa, es una disciplina matemática que infiere probabilidades a partir de conjuntos numéricos. Nada que ver con lo que hacen los gobiernos. En esto del coronavirus, el español tiene su propia querencia. Veamos por qué.

Hoy proliferan las gráficas de líneas y barras sobre los infectados y los muertos por coronavirus, las tendencias, las escalas logarítmicas, se vocean estupideces como “aplanar la curva”, “cuando lleguemos al pico” y se comparan datos de distintos países para justificar medidas y reproches. En fin, basura informativa de la mejor especie.

Las estadísticas sobre infectados no son realmente estadísticas. Se puede determinar si una persona está infectada por un virus de dos maneras:…

Ver la entrada original 721 palabras más

La monarquía no sirve para nada

Ada Colau (Barcelona, 1974) rememora en esta entrevista la última década, un periodo en el que ella pasó de ser una desconocida a convertirse en el rostro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y de ahí a ser la alcaldesa de Barcelona. Diez años en los que ha concentrado “las vivencias más importantes”. Hoy sigue emocionándose a menudo, reconoce que ahora las lágrimas son más amargas y le cambia la cara cuando explica que ha comprobado cómo trabajan los ejércitos de abogados de algunas grandes empresas.

En el 2010 usted estaba en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Fue el año en el que la PAH lanzó la campaña Stop Desahucios. ¿Una década después qué queda de aquella Ada Colau?

De Ada Colau queda todo. Soy exactamente la misma persona solo que en esta década he concentrado las vivencias más importantes de mi vida: la PAH, el lugar en el que más aprendí a hacer buena política, la responsabilidad de ser alcaldesa de mi ciudad, y por en medio, tener a mis dos hijos.

Poco después irrumpe el 15-M. Visto en perspectiva, ¿el balance es agridulce?

No. El 15-M fue un momento maravilloso de democracia activa por parte de la población. Cuando alguien se mueve es porque le importa qué está pasando, su vida y que la democracia pueda ser mejor de lo que es. Porque tiene esperanza. El 15-M fue un momento de empoderamiento colectivo y de afirmación. Mucha de esa gente se politizó y se organizó en asambleas de barrios o de cooperativas de consumo. Fue una gran escuela de democracia para toda una generación.

Fue también un momento de una cierta implosión de la desobediencia civil. Usted, que la defiende, ¿cree que en estos últimos tiempos se ha tergiversado este tipo de protesta?

Soy una defensora porque la he practicado en la PAH y en otros movimientos ciudadanos. Hay otras experiencias concretas, la conquista del voto de las mujeres, el fin de la esclavitud…Hay un montón de conquistas de derechos y libertades que se han logrado con múltiples movilizaciones, entre ellas, la desobediencia civil. Pero es verdad que en los últimos tiempos ha habido una confusión del término a raíz del procés. Se ha confundido desobediencia civil con desobediencia institucional. Son conceptos distintos que no se pueden equiparar. Por definición la desobediencia civil son actos de la ciudadanía contra el poder para que no cometa abusos y conquistar derechos y libertades.

Defendía que el activismo era para usted “una fuente de felicidad absoluta”. Pero en el 2014 deja de ser portavoz de la PAH y en una carta escribió que necesitaba poder opinar sin ser las 24 horas la cara. ¿Lo vivió como un desgaste personal?

Yo solo tendré siempre palabras de agradecimiento para la PAH. Fue muy intenso porque le dimos la vida pero también nos dio la vida. Era como una segunda familia y una escuela del mejor activismo. Creamos un espacio de afectos, de apoyo mutuo, en un momento desgarrador, el de la estafa llamada crisis que tuvo unas consecuencias devastadoras para miles de familias.

¿Una organización sin líderes es igual de efectiva que una que tiene un claro referente?

Son cosas distintas. Ser portavoz fue un honor y un privilegio durante esos años pero luego quieres seguir con tu trayectoria y hacer otras cosas. Lo que no quieres es comprometer al movimiento porque es tu decisión. En la PAH se han generado muchos liderazgos y eso es una muestra de buena política.

Foto: Patrimonio Nacional guarda la corona y el cetro reales, símbolos de la monarquía española. (EFE)

¿Es lo que Lenin llamaba los revolucionarios profesionales?

No, creo que hay mucha gente imprescindible en los movimientos sostenidos en el tiempo. Todo el mundo lo es porque todas las tareas en un movimiento como la PAH lo son. Nadie es más importante que el otro y todos somos imprescindibles.

Pronto volvió a complicarse la vida porque un año después, el 13 junio del 2015, se convierte en alcaldesa de Barcelona. Pasó de ser incómoda para el poder a formar parte de él.

En parte sí y en parte no. Es verdad, pasé a formar parte del poder institucional y eso no cambia la persona ni los objetivos individuales y políticos. Siguen siendo los mismos: mejorar la democracia, que las instituciones trabajen para la gente y no para unos pocos privilegiados, que se acabe la corrupción y mejorar las condiciones de vida en general de la gente y especialmente de aquellos que las tienen peor. El paso no fue individual sino de mucha más gente y eso explica que alguien como yo lo diese.

Cuando llegó a la alcaldía prometió un ayuntamiento con paredes de cristal. ¿Cuándo se dio cuenta de que las paredes eran más gruesas de lo que se había imaginado?

Paso a tener una responsabilidad institucional como es ser alcaldesa de una ciudad importante como Barcelona y a tomar decisiones. Eso significa confrontar con otros poderes menos visibles. Son poderes fácticos, oligopolios, grandes corporaciones que estaban acostumbrados a tratos de colegueo con la institución pública y con nosotros eso se acabó. Hubo mucha gente que el primer año pasó por este despacho y me miraban con extrañeza porque no me había visto nunca antes, no habían comido ni cenado conmigo, no compartíamos lazos familiares ni tenían mi teléfono. Eso ha sido muy saludable. Tienen muchos recursos pero hemos cambiado las reglas del juego.

Hemos hecho el primer operador energético público, hemos multado a entidades financieras por tener pisos vacíos, hemos perseguido el fraude fiscal de grandes corporaciones, hemos creado una unidad antidesahucios… Nos queda mucho por hacer pero ahora los temas de la agenda política son completamente distintos.

Pero algunos de sus grandes proyectos, el tranvía o la remunicipalización del servicio del agua, han topado con los tribunales. ¿Ha comprobado que en política no se trata solo de querer sino también de poder hacer lo que se promete?

El programa electoral es un compromiso. Luego consigues unos resultados que en este momento político son muy plurales porque se han acabado las mayorías absolutas. Tienes que pactar con otros partidos y ese es uno de los primeros límites. ERC nos estuvo bloqueando el tranvía durante cuatro años por partidismo. O esas grandes corporaciones que tienen grandes recursos e influencias para judicializar temas que son políticos como es el caso de la gestión pública del agua. Seguimos diciendo que en Barcelona se privatizó de manera fraudulenta pero Agbar es una potentísima corporación, con un ejército de abogados, con mucha capacidad de influencia a muchos niveles, que nos ha hecho la vida imposible.

QUEDA DEMOSTRADO. EL REY NO SIRVE PARA NADA.

¿Ha descubierto que esos poderes fácticos son más poderosos de lo que se imaginaba?

No, digamos que he conocido más los detalles. Lo que es que te vayan poniendo querellas a cada cosa que haces o cómo alguna de estas empresas ponen publicidad en los medios de comunicación. No solo nosotros, toda la población es consciente de que una de las imperfecciones que tiene nuestra democracia está en la separación de poderes o en que no haya más controles para las puertas giratorias.

¿Toda esa gente que cuando entró en su despacho no la conocía y no tenía su teléfono, ahora ya tiene su número?

Pocos. Tampoco me lo han pedido mucho. Creo que han entendido el cambio. Es normal que haya gente con la que te tratas y con la que te acabas dando el teléfono por si alguna vez hay alguna cosa que se tenga que hablar. Pero intento hacerlo todo muy formal, con reuniones en la agenda pública, algo que antes tampoco se hacía.

¿Cuál ha sido su mejor momento como alcaldesa?

Es muy difícil decir uno solo. Si mezclamos la emoción personal y la política, recuerdo que un momento que me rompió por dentro de emoción fue cuando al principio del anterior mandado empecé a hacer los encuentros con la alcaldesa. Me he inventado una forma de institucionalidad que garantiza que la alcaldesa va a todos los barrios cada 15 días. Es un encuentro con vecinos, no es un mitin, y se habla de lo que ellos quieren durante tres horas. Uno de los primeros fue en una escuela del barrio de La Pau y allí la directora pidió la palabra y me agradeció que hubiese ido porque ninguno de los anteriores alcaldes lo había hecho, pero me pidió que mirase alrededor porque la escuela se estaba cayendo a trozos. Gracias al plan de barrios que impulsamos, hoy esa escuela está irreconocible. No solo se ha dignificado sino que se ha hecho un refuerzo social. Cuando al final del anterior mandato pude visitarla y nos vimos con la directora nos pusimos a llorar juntas. Todavía se me pone la piel de gallina cuando lo pienso.

¿Y el peor?

Indiscutiblemente es el atentado de La Rambla. El momento duro en que ves que todo se para, ves la parte más cruel de la humanidad y te pones la autoexigencia de estar a la altura frente a una situación que no tiene remedio porque hay un montón de personas asesinadas. Eso es el peor con mucha diferencia, aunque tiene la otra cara y es que la ciudad respondió de una manera increíble.

Reconoce que se emociona a menudo. Por victorias y por derrotas. ¿Lloraba más como activista o después en su etapa al frente de la alcaldía?

Es verdad que me emociono fácilmente. Lo hacía como activista y lo hago como alcaldesa. Las lágrimas normalmente son más amargas en la época de alcaldesa. En la PAH estabas en un grupo que piensa como tú, con un mismo objetivo. Ahora las lágrimas se producen en contextos mucho más adversos, donde no tienes personas amigas y cercanas.

¿Tiene a menudo la sensación de que tiene que escoger entre dos males o quedarse con la solución menos mala?

La política institucional a menudo es eso o también es intentar hacerlo lo mejor posible, sabiendo que no podrás conseguir al 100% lo que quieres porque no tienes mayoría absoluta o porque no todo depende del ayuntamiento ya que la mayoría de competencias son de la Generalitat o el Estado. Somos la administración más cercana a la ciudadanía y la gente espera mucho de nosotros aunque tengamos menos presupuesto y menos competencias. Eso a mí me gusta. El ayuntamiento es como la mamá porque siempre está ahí, se le pide todo y solo que falle un día no se le perdona. A mí me gusta ser la mamá y que esperen mucho de nosotros aunque en el día a día te genere muchas frustraciones.

¿Qué pensó cuando Félix de Azúa la llamó “pescadera” para criticar su gestión?

Félix de Azúa es otro señoro más de estos que se dedican a insultar a las mujeres. Se las da de una élite cultural cuando lo que demuestra es que es un auténtico patán. Pensar que pescadera es un insulto es ya toda una definición de si mismo, no solo como machista sino como clasista. A menudo el machismo va con el clasismo y yo como alcaldesa lo he vivido cotidianamente.

¿Si fuese un hombre habría recibido menos críticas?

Estoy convencida. No solo las críticas machistas explícitas sino todo tipo de comentarios como que se opine sobre mi forma de vestir, mi peinado, si siendo madre tengo o no que hacer la baja, sobre dónde está mi hijo… No recuerdo que se opinase tanto sobre la vida de otro alcalde. En general se hace con todas las mujeres que llegan a lugares de decisión y mucha visibilidad. No creo que yo sea una excepción sino que se nos pretende hacer pagar el haber llegado a lugares que estaban ocupados habitualmente por hombres. Soy consciente pero no me victimizo porque sé que la inmensa mayoría de mujeres viven situaciones peores.

En esta década ha conocido a mucha gente, también personalidades. ¿Quién le ha impresionado más?

Todavía hoy me pasa que estoy con gente a la que he admirado toda la vida y me cuesta creer que una chica de barrio de familia humilde como yo pueda estar al lado de Joan Manuel Serrat, Eduardo Mendoza o hace poco con Judith Butler. O con Pepe Mujica o Alexandria Ocasio, gente increíble que nunca hubiese pensado que conocería o con los que incluso hemos hecho cosas. Tengo esa sensación de extrañeza y de pensar qué suerte tengo.

También habrá quien le haya decepcionado.

No diría un nombre. Te decepciona aquel de quien esperas más. De quien nada esperas no te decepciona. Hablaría de partidos de izquierdas de quien esperas en momentos concretos que se comporten de otra manera. Eso es lo más difícil de llevar. Entiendo que cada partido tenga su estrategia electoral pero hemos vivido momentos muy duros en los que esperas que los partidos de izquierdas prioricen a la gente y el interés general.

¿Se refiere a ERC?

Antes de ser alcaldesa lo podría decir del PSOE porque fue profundamente decepcionante que fuera tan insensible a la movilización popular para frenar los desahucios de la gente más vulnerable y para implementar la dación en pago, que es algo de mínimos. Se dejó presionar por la banca y los intereses inmobiliarios. Y en la política institucional con quien más me ha pasado ha sido con ERC, tanto en la política institucional y un ejemplo es el del tranvía como a nivel estatal. Fue una decepción enorme que bloqueasen los presupuestos sociales de hace un año.

Repasar estos últimos diez años obliga a analizar qué ha pasado en Catalunya. ¿Se atreve a resumirlo casi a modo de tuit?

Me pide un imposible y no creo que haya nadie que pueda hacerlo. Intento un hilo de tuits. Un resumen podría ser que en un contexto de malestar social real y complejo, con la crisis y las políticas de austeridad, pero también un malestar propio de Catalunya por el Estatut no resuelto y el ninguneo del Estado a unas aspiraciones legítimas ha habido muy mala política. Tanto en Catalunya, cuando Mas, en un momento de crisis y con la corrupción saliéndoles por las orejas, utilizó el malestar social para llevarlo únicamente al ámbito nacional y generando unas falsas expectativas en la población. Y la mala política del Estado fue dar una respuesta autoritaria y represiva, judicializando la política.

Todo ello ha llevado a una situación de bloqueo terrible en el que las instituciones catalanas y del Estado no están gobernando para la gente. Se ha aparcado la agenda social y eso es una vergüenza. Hay que abandonar la polarización y empezar una etapa de diálogo y pacto.

Su relación con la monarquía ha dado para muchos titulares y minutos de tertulias. ¿Para que sirve hoy una monarquía?

Yo creo que para nada, para mantener el statu quo. La monarquía es una cosa del pasado, totalmente antigua y desde el punto de vista democrático no se sostiene. Una cosa que sea por herencia sanguínea y encima machista en democracia no se aguanta. Yo he sido toda la vida republicana, no lo he ocultado, pero porque soy demócrata. No es por una cuestión romántica. La ciudadanía tiene que elegir a sus representantes. Si el señor Felipe quiere presentarse, que se presente a unas elecciones de jefe del Estado. Eso yo no se lo voy a objetar. Pero que le vote la ciudadanía, tan fácil como eso.

¿La de Felipe VI es una monarquía “republicana” como la ha definido el escritor Javier Cercas?

Eso no se sostiene. Es una ‘monarquía monarquía’ y de republicana no tiene nada.

¿Qué ha pasado para que la extrema derecha haya logrado una influencia y unos resultados que hace 10 años seguramente muy pocos habrían pronosticado?

Lo de la extrema derecha es uno de los principales desafíos que tenemos en democracia. No está pasando solo aquí sino también en Europa y en el mundo. Tiene que ver con una crisis democrática profunda que algunos venimos denunciando desde hace tiempo, con el 15M y con muchas movilizaciones que hemos vivido en los últimos tiempos en las que la población está avisando de que hay poderes fácticos que mandan más que todo el voto ciudadano. Eso puede provocar una profunda desigualdad y una fractura social.

Por desgracia las instituciones van demasiado lentas y no se está a la altura de esos retos, especialmente las socialdemocracias,que deberían preocuparse más por ese malestar social. La lucha por el poder ha hecho que demasiados partidos y no solo aquí hayan priorizado su pugna electoral. La situación es totalmente insostenible. Hace falta un nuevo pacto social que redistribuya la riqueza y garantice igualdad de condiciones.

Ha dicho en más de una ocasión que seguramente esta será su última legislatura en el ayuntamiento. ¿Dónde se ve en el 2030?

No me lo planteo en absoluto. Una vez que das el salto a la política institucional te planteas que lo lógico es hacer dos mandatos para ver resultados de muchas de las políticas que estamos haciendo, para consolidar la agenda del cambio. Más allá no me he planteado que voy a hacer. Lo que sí sé es que me siento libre para ser cualquier cosa. No necesito quedarme en política porque en mi vida he hecho miles de trabajos distintos, algunos muy precarios y otros muy hermosos. Tengo miles de vidas posibles y dos hijos preciosos a los que me encantaría poder ver más.

¿Incluso ser presidenta de la Generalitat?

No me lo he planteado en ningún momento. No sé por qué me lo preguntan siempre todos los periodistas.

Entrevista completa a Ada Colau

  Iñaki Anasagasti

Ha hecho falta esta crisis para que más de un mayordomo mediático se dé cuenta que la monarquía española ni «arbitra, ni modera» y que no sirve para nada.

Absolutamente para nada.

Hizo una ronda de consultas. Llamó a todos los portavoces dos veces. Una con el jefe de protocolo diciéndoles a los políticos donde se tenían que colocar en la sala de recepciones para recibir al ungido por nadie y en la segunda, y ante el pobre espectáculo, era él quien recibía a los portavoces. De chiste.

Ese trabajo agotador lo puede hacer el Ujier mayor del Congreso o del Senado. Les llama, les escucha, y ¡hala!, a casa. No es tan difícil.

En la segunda ronda Rajoy le dijo a Aznar que muchas gracias, pero que no aceptaba el encargo y a Su Majestad, no le quedó más remedio que encargárselo a ese furibundo okupa que se llama Pedro Sánchez.

Y ¡puaff!. De 176 votos que le hacían falta, le faltaron 46, que era lo que se presumía desde el principio que iba a ocurrir a pesar de las cursiladas del portavoz socialista, Pedro Hernando que nos decía que cada día era un día magnífico y con grandes noticias. Este señor nos llamaba tontos todos los días.

Lo curioso es que lo que le dijo Sánchez a Felipe de que iba a formar gobierno al parecer el Rey no lo vio y quedó como el que asó manteca.

Rivera, fuera de sí, le dijo a Rajoy que «había puesto en jaque el papel del rey, pero no lo había conseguido tumbar».

Este es más tonto de lo que yo creía. Un antinacionalista catalán narcisista subido a la parra que lo mismo baila con uno que con otro, y que se besa todos los días en el espejo.

Y este lunes Don Patxi le ha visitado al rey y éste le ha dicho que no hará nada hasta que haya acuerdo. Estupendo. Y ¿para qué está él en su papel de arbitrar y moderar?.

Pues para lo que ya sabíamos: Para nada.

En Italia, el presidente Giorgio Napolitano le mandó a Berlusconi a casa y designó a Mario Monti, ex Comisario europeo para poner orden en casa. Y éste no era ni diputado. Fue en el 2011.

En Portugal Cavaco Silva nombró a Passos Coelho primer ministro por haber ganado las elecciones. Lo malo es que se juntaron luego el hambre con las ganas de comer, el partido socialista con el comunista, habiendo perdido los dos las elecciones y le tuvo que designar a Antonio Costa como premier portugués, aunque si éste quiere sacar las leyes adelante ha de contar con la derecha.

Es el modelo que le gustaría al avispado de Sánchez, pero Podemos le dice que si él no está en el gobierno, na nai. Y hace bien. La diferencia entre ambos son trescientos mil votos.

Lo contado anteriormente en Italia y Portugal fue posible porque son Repúblicas, habiendo sido monarquías. La gente se dio cuenta que los Saboyas y los portugueses no servían para nada y les dieron suela.

Y porque el presidente tiene tasados sus poderes, es electo y porque son gente experimentada.

En España ésto no es posible, con lo que se demuestra que el Rey es un adorno caro e inservible y que puede ser sustituido en ese trabajo de llamar a la gente a su casa, por el Portero Mayor de las Cortes Generales.

Y nos saldría todo más barato.

Culebra, lagarto y sapo

 

El 9 de noviembre de 1764, tres nativas del pueblo de Silos en la Provincia de Pamplona, Nuevo Reino de Granada, fueron ahorcadas por las propias autoridades indias del pueblo (teniente, alcaldes y capitanes) aunque estos carecían de “facultad para proceder a imponer pena de muerte”.2 Este hecho reproduce en muchos aspectos el ocurrido en el mismo lugar sólo 16 años atrás y pese a las advertencias que los justicias3 españoles les hicieron en aquel tiempo de moderar sus acciones. Según relatan los testigos del caso en el expediente, el primer ajusticiamiento se recordaba como sucedido 14 o también 19 años atrás, pero sabemos que la fecha es imprecisa porque poseemos los documentos de 1748. (Véase mi anterior entrada relacionada con esta: “Ajusticiamiento en un pueblo de indios: Silos, 1748” en el blog Los reinos de las indias.   Antes de continuar, debemos aclarar que si los indios hubieran estado sometidos a la justicia inquisitorial, estos casos habrían tenido que pasar por este tribunal. Pero desde el siglo XVI los indios fueron excluidos de la jurisdicción inquisitorial por considerárseles ‘neófitos’, es decir, personas nuevas en la fe católica, condición que nunca varió a pesar del paso de los siglos. En regiones de la Nueva España, casos de esta naturaleza fueron resueltos por el juzgado ordinario diocesano,4 en el Alto Perú5 por autoridades municipales y otros de la Nueva Granada por la justicia real ordinaria, específicamente por el corregidor.6

“A muertos y a idos”: los dichos del Presidente Andrés Díaz Venero de Leiva

La violenta muerte de Juana Canuta (conocida también como Juana Mogotocora), María Romualda Silos (o Juana Romualda) y su madre Juana Estrada, quien declaró ser “la maestra de todas”,7 tuvo lugar en esta forma:

Poniéndolas en un palo aujeriado [agujereado] con un lazo puesto a la garganta y a la espalda del palo una piedra asida de el lazo manteniéndola entre Damián Villamizar y Martín Esperanza quienes soltaron la piedra con la que quedaron muertas de una en una en un mismo día.8

…y que oyó decir las habían azotado y dado tormentos, y vido una foguera en la plaza, y que llevaban a una de ellas suelta por delante y vido que llevaban tres congolos9 y los hecharon en la foguera en la plaza, y que la volvieron a la casa de un capitán onde la tenían presa y le oyó decir al demandante que solo pedía contra una, y después las vido salir de la cárcel a todas tres con las sogas al cuello y amortajadas en compañía de los capitanes y la mayor parte de la gente, y las vido poner en el suplicio y darles muerte ahorcándolas a fuerza del peso de una piedra.

La brutalidad del ajusticiamiento protagonizado por las autoridades indias pasó por alto informar y reclamar la presencia del corregidor y su teniente, a quienes les correspondía juzgar este tipo de delitos. Además de esto, entre el momento de la prisión, los tormentos, las confesiones y la horca transcurrieron sólo cuatro días.

Hace sólo 10 años (2008), en una población india de Costa Rica ocurrió algo semejante, situación que aterra aún más quizás por la evolución que creemos han tenido ciertas creencias populares y ciertas prácticas de justicia. A “puro palo” los hermanos Seferino y Rubén García mataron a su cuñado Joaquín Bejarano, convencidos de que era maligno para el pueblo de Copey de Brumalí y que con esta acción salvaban a su familia. Con sus artilugios, Joaquín hechizaba y enfermaba a la gente.

Con argumentos casi idénticos, las autoridades indias de Silos justificaron 244 años antes, sus acciones ante el teniente de corregidor y justicia mayor, Don Juan Joseph de Vargas Machuca.

Estas mujeres fueron vistas como “ministros del demonio” que hacían tener al pueblo el “crédito perdido”.12 Muchas personas afirmaron que ellas estaban acabando con el pueblo -como en 1748- y que en consulta popular, tanto autoridades indias como gente común determinaron “todos a una razón que se sentenciaran a horca conociendo de nuestra gran desdicha y que se limpiara este pueblo lo primero para poder tener curas que nos administren”.13 El único español que presenció los hechos fue don Miguel Trujillo, hermano del cura del pueblo y quien les rogó que se contuvieran ante tal castigo, pero en sus declaraciones expresó que no le obedecieron. Don Miguel también era cura, pues fue quien les administró los sacramentos a las indias muertas.

Las tres mujeres ajusticiadas fueron acusadas de encantamientos, de provocar una gran cantidad de enfermedades entre sus congéneres a raíz de cuyos envenenamientos muchos de ellos murieron. Después de torturarlas, todas ellas declararon ser autoras de esas acusaciones e incluso sin aparente temor, contaron cómo y con quienes más obraron. También dicen que ellas confesaron sus delitos y que aceptaron que les “convenía morir”.14  Cada una de ellas tenía en su haber muertes de personajes como un cura de apellido Pereda y varios miembros de las familias importantes de Silos: Bermúdez, Capacho, Cabeza, además de muchos otros vecinos.

El expediente se abrió con los testimonios del indio Joseph Cabeza, quien acusó a Juana Romualda de haberlo envenenado con unas turmas y de haberle “formado” un lagarto en el estómago.

La Inquisición española, el sexo y la tortura

Se supo por las confesiones de las tres Juanas que no sólo ellas eran “moanas”15 sino que tenían aprendices, las cuales fueron desterradas del pueblo. Entre ellas se contaban Simona, hija de Juana Canuta, Tomasa Turmequé, Tomasa Esperanza, Josepha Antolines o María Josepha, quien era “bruja muy maestra”.16 Emerge también el nombre de dos mohanes, el marido de Juana Esmoda y Ciprián Silos.

Las hechiceras indias fueron acusadas de delitos muy graves que evidencian profundos conflictos, quizás seculares y que revelan tal vez, ecos de matriarcados anteriores a la presencia de los españoles en la zona. Estas mujeres parecían interesadas por sus encantos, en evitar la presencia de un cura español que probablemente arrebataba su capacidad de comunicación con instancias sobrenaturales, la cual les fue prohibida desde el establecimiento español. La situación igualmente deja al descubierto, grandes debilidades en el proceso de evangelización católica.

En el pie del campanario de la iglesia habían enterrado un “congolo negro con polvos y un atadito de yerbas verdes trementinosas”17 con la finalidad de que “no hubiera cura”.18 Otro “entierro de encantos” fue colocado en el “corral del hato de nuestro Amo”, es decir, tierras de una cofradía.

La Santa Inquisición en la Edad Media

Los venenos que las mohanas lanzaron o inocularon (por ej. en un trago de aguardiente o chicha) sobre sus víctimas podían enfermarlos gravemente o matarlos. A muchos de ellos se dice que les hacían “lagartos” “cangrejos” o “culebras” en el estómago. Unos murieron de ahogo y otros “secos”. Entre los bebedizos que las indias describieron se menciona uno de raíz de yerbabuena, ajos y altamiz19 y otro de “pepitas de borraquera20 y altamis, culebra, lagarto y sapo”.21 También hacían aparecer animales que asustaban a los caballos o que provocaban nubes y tormentas.

Las mohanas describieron resentimientos particulares por los cuales decidieron castigar a ciertas personas, entre ellos, la obligación de traer agua y barrer la casa del cura, el castigo a sus maridos en el trabajo o a sus hijos en la doctrina por parte de un capitán indio, la envidia por un pedazo de tierra, o la negación de maíz. Creemos sin embargo, que sus acciones homicidas fueron motivadas por asuntos menos triviales y de más larga duración. Entre ellos se encuentra el tormento que una de ellas sufrió en 1748 cuando otras tres indias fueron condenadas sin proceso.

Otro de los “encantamientos” fue puesto en la “Casa Real”22 para evitar que se impartiese justicia, acto que nos habla otra vez, de una mala aceptación del orden español.

Maquinaria del pánico

Por palabras del fiscal del rey escritas en Santafé en junio 7 de 1766 nos enteramos de que los hechos de Silos no fueron únicos y que acciones similares ocurrieron en el pueblo de Tabio en donde en 1747 atormentaron a Gregoria Turco y le quitaron la vida, o en el pueblo de Tota en 1755, en donde quemaron a tres indias, una de las cuales estaba embarazada. Trabajos futuros deberán establecer los posibles nexos analíticos entre estos casos.

Este expediente permite entender un poco mejor que el de 1748, la dinámica del pueblo de Silos y la relación con sus mohanas. María Romualda confesó haber matado a don Andrés Bermúdez, quien es muy probable fuera pariente del cantor y escribano don Lorenzo Bermúdez. Este escribano, presente en los dos procesos, era a su vez cuñado de don Mateo Cacua, cuyo hermano  murió a manos de las mohanas indias colgadas en 1748.

Don Salvador Cabeza, muy seguramente relacionado con el indio que las denunció en 1764 -Joseph Cabeza-, fue quien protagonizó y sentenció a las indias colgadas de 1748.

A pesar de la solicitud y defensa por parte del fiscal protector de naturales el 21 de marzo de 1766 para que las autoridades indias no recibieran un gran castigo porque según él “la misma sumaria vierte manifiestamente la buena fe con que procedieron […] considerando que hacían un gran servicio al común”,23 -aunque gobernados de un “celo barbaro”-24, el virrey y la Real Audiencia determinaron condenar al teniente don Joseph de Cáceres y a los alcaldes don Remigio Capacho y Agustín Peña, a trabajos forzados durante ocho años en el castillo de San Carlos de la Barra de la ciudad de Maracaibo. La remisión de los culpables sería cubierta económicamente a costa de los bienes comunales de la ciudad de Pamplona. El fiscal protector de naturales sólo les había impuesto a ellos la privación de sus cargos honoríficos.

Santa Inquisición Tortura

Muchos de los afectados por las indias colgadas parecieron haber recibido castigos por abusos pasados, entre ellos, autoridades políticas del pueblo o sus parientes. Estos hechos además de envidias y celos particulares, nos hace pensar en la capacidad de las mohanas para sostener subterráneamente una lucha de poderes que se les salieron de las manos. Una lucha de los poderes ‘sobrenaturales’ contra los poderes materiales y muy seguramente abusivos que ejercieron las autoridades indias contra sus propios congéneres. Esta situación nos habla de una voluntad de resistir a la violencia o a la pérdida de espacios. En el caso de las autoridades masculinas indias, nos muestra también, una peculiar forma de burlar a la justicia española y de hacer eco de sus poderes anteriores, valiéndose del tema de la pobreza26 y de una divergencia en la aplicación del castigo. Según los alcaldes indios, no tenían dinero para enviar una carta informando al corregidor de lo que estaba sucediendo en Silos, y si hubieran informado a las autoridades españolas, las indias, en su concepto, no habrían sido castigadas de forma proporcional al delito cometido y terminarían, según ellos, por acabar con el pueblo entero.

Para entender el terrible castigo sufrido por las hechiceras, el caso de la muerte del brujo de Costa Rica en 2008, nos hace pensar que quizás exista una conexión que mirando sólo retrospectivamente no podríamos vislumbrar. Estas palabras nos hacen reflexionar sobre las múltiples posibilidades de explicación de acontecimientos que nunca podremos entender suficientemente, pero en los que quizás, como decía Robert Darnton,27 pueda estar la clave de la comprensión de hechos oscuros del pasado. La muerte del indio guaymi a manos de sus parientes se explicó en el hecho de existir en este pueblo, una tradición que “ordena matar con violencia a quien invoque dioses malignos que posean espíritus débiles”. El sacrificio era un rito que se hacía como ofrenda a los dioses buenos.

Es muy difícil que los indios de Silos hubieran podido confesar algo similar ante los españoles, 244 años atrás.